14 may. 2017

Es bueno sorprender al otro y verse sorprendido por el otro; de esa forma la relación jamás está muerta.

"Siempre es bueno sentir al otro desde ángulos diferentes, porque un hombre posee múltiples aspectos.

Cada persona lleva un mundo dentro, y si de verdad quieres conocer a una persona, tienes que conocerla desde todos los ángulos posibles. Entonces dos personas pueden quedar encantadas una por la otra para siempre, porque ya no hay ningún papel fijo. Y pasados unos días, cuando vuelvas a estar en los papeles de marido y mujer, para variar, ¡entonces es hermoso, es algo nuevo! Es como si volvieras a reunirte después de muchos días.

El cambio siempre es bueno....Nunca entres en la rutina. Entonces la relación siempre fluye. Siempre hay sorpresas, y es bueno sorprender al otro y verse sorprendido por el otro; de esa forma la relación jamás está muerta".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora